martes, 19 de julio de 2011

Malas noticias

Hoy tenemos malas noticias. Llevábamos ya un tiempecito preocupados con la cojera de Siete. En principio, se pensó en un golpe jugando o en un problema muscular o reumático. Respondió bien al primer ciclo de tratamiento con antiinflamatorios y creímos que todo se solucionaría.  Con el paso del tiempo las cosas volvieron a empeorar, su cojera se fue haciendo mayor y se ha agravado de forma dramática en los últimos días. Le veíamos la patita cada vez más débil y atrofiada.
Esta misma tarde, tras la realización de las oportunas pruebas radiológicas nos han dado la peor de las noticias. Con toda seguridad nuestra pequeña Siete tiene un osteosarcoma en la cabeza del húmero de su pata delantera derecha. Es la primera vez que escuchaba esta palabra, pero en resumen todos lo entenderíamos mejor si dijera que tiene un tumor maligno muy agresivo sin posibilidad de curación.
Sus posibilidades de curación son nulas, y aunque el tumor primario está localizado en la pata, la evidencia  y experiencia en estos casos deja claro que el tumor ya se ha extendido por su cuerpo aunque no se puedan localizar metástasis concretas todavía.
Las alternativas que tenemos ahora mismo son el sacrificio o la amputación del miembro y un tratamiento que tratará de retrasar la aparición de las metástasis internas (casi seguro pulmonares) que finalmente acabarán con ella.
Empieza hoy un nuevo camino en su vida y en la nuestra.
Hemos decidido que si nos confirman definitivamente que las metástasis no comprometen su vida a muy corto plazo, vamos a amputar y a darle la quimioterapia. De esta manera podremos darle la posibilidad de vivir unos meses con una buena calidad de vida, además de quitarle el dolor que a día de hoy le atenaza.

Hace ya casi cuatro años que nos cruzamos en aquella gasolinera de las afueras de Madrid. En aquel primer momento, cuando sólo era un manojo de huesos, hambre y terror nos mantuvimos la mirada durante unos segundos. Se que aquella mirada le hizo saber que jamás le abandonaría, que el camino que nos quedara por recorrer, largo o corto, lo recorreríamos juntos. Hoy también sabe que no permitiré que sufra, que no permitiré que le doblegue el dolor.
Para nosotros, la vida es aqui y ahora. Por eso hemos sido tan felices, por eso hemos disfrutado tanto...
Y juntos con los mejores medios y la cabeza fría, recorreremos el resto de tu camino.
Por tí, mi debilidad...

Siete, verano de 2008

12 comentarios:

  1. Mucho ánimo y mucha suerte para el camino que vais a recorrer.

    ResponderEliminar
  2. Lo siento muchísimo. No se lo merece. Siete ha tenído la inmensa suerte de caer en tus manos. Tú harás todo lo que sea mejor para esa preciosa criatura.

    Os deseo todo lo mejor.

    ResponderEliminar
  3. M. Carmen - As. LAS NIEVES20 de julio de 2011, 7:13

    Siete comenzó una nueva vida cuando llegó a vuestro hogar. Os espera un tiempo duro. Quizás incluso más para vosotros que para ella.
    Teneis todo nuestro cariño y apoyo para todo lo que necesiteis. Ànimo. Un beso muy fuerte para vosotros y un gran abrazo amoroso para Siete.

    ResponderEliminar
  4. Lo siento, lo siento muchísimo.
    Yo también sentí lo mismo que cuando un día leyendo tu blog, vi esa preciosa y leal mirada de Siete que me cautivo, hoy siento rabia y dolor por lo que os ha ocurrido, a los dos, porque se que tu también vas a sufrir con ella, aunque no vas a permitir que esto ocurra porque vas a estar día y noche junto a ella para que no sea así.
    Un día operaron a Tato de un tumor en una pata,me advirtieron que segun lo que saliera habria que amputar o sacrificar, salio bien, pero te aseguro que la decisión que tenia tomada es la misma que has tomado tú, eso lo tenia muy claro.

    Afotunados vosotros y Siete por haber podido disfrutar mutuamente durante 4 años y lo que queda, ahora mismo hay una familia destrozada por ver como se les va sin ninguna solución, su galga adoptada hace tan solo 15 días y es un gran impotencia y pena...mucha pena!

    Estaremos aquí con Siete y contigo, te lo aseguro.

    Mucho animo para Siete y para toda tu familia

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. A veces uno tiene la extraña sensación que la vida no trata con igual justicia ( o injusticia ) a todos los seres por igual. Creo que todo ser que ya ha recibido su ración de miseria o de abandono ( a veces excesivamente abundante ), tiene todo el derecho a disfrutar de la vida digna y llena de amor que le proporciona una familia generosa. Pero la vida desgraciadamente es muy puta (perdón)a veces. Deciros que lo sentimos mucho, es poco. Yo se, que esto son solo palabras y que las palabras ayudan muy poco. Si sirvieran para arreglar algo, yo os mandaría todas las que poseo.
    Deseamos que ese camino que ahora os toca recorrer a todos juntos sea lo mas llano y lo más leve posible. Nuestro corazón estará con vosotros dando ánimos y apoyo.
    Si yo fuera perro y pudiera escoger mi familia, os elegiría a vosotros.
    Un abrazo desde el corazón, de parte de todos nosotros.

    ResponderEliminar
  6. Joder, no es justo! muchísimos ánimos! empieza una etapa dura para vosotros y lo importante es que Siete va a estar acompañada en todo momento... Abrazos!

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias a todos.

    Alberto: te agradezco la preocupación y el apoyo. Aunque no nos conozcamos en persona, poco a poco nos vamos sintiendo más cercanos a la gente que como tu, tiene un gran corazón.

    Tato: Gracias por tus palabras. Se que a veces parece injusto que ocurran estas cosas, pero en realidad no lo debemos ver así. Siete, como Tato y tantos otros ya han tenido mucha suerte en su vida. Espero que vuestro caso cercano se resuelva y que la pequeña galguita pueda tener su vida como perro de compañía. También desde aquí hacemos fuerza.

    M.Carmen: Tu y yo sabemos bien, que todo esto se reduce al final a una buena dosis de "Cabeza Fría y Corazón Caliente". En este caso es nuestro corazón, y la verdad es que está tan caliente que nos quema por dentro. No obstante sabemos que el balance final será positivo, como ya te dije "siempre gana quien sabe amar..."

    Iru y Martina: Me han emocionado vuestras palabras. Solo quiero deciros que Siete fue hermana mayor de Marti durante un tiempo, ella le ayudo a no tener miedo a las personas durante los primeros días y a tener un poco menos de miedo a las fregonas y palos (me imagino que nunca se le quitará del todo). Estoy seguro, que volveran a jugar juntas si todo sale bien dentro de poco.

    Gracias

    ResponderEliminar
  8. El último servicio que podemos hacer por ellos es facilitar su último periodo de vida con nosotros: no más dolor del necesario, ni sufrimiento sin sentido. He pasado por esto muchas veces, pero nunca me acostumbro. Te entiendo perfectamente y te apoyo en tu decisión. Un fuerte abrazo SEMPER FIDELES.

    ResponderEliminar
  9. quizás algún día deje de preguntarme, que nos diferencia a unos de otros? todo mi apoyo, cariño, y admiración una vez más, desde lo más profundo de mi corazón...marciana

    ResponderEliminar
  10. Lo, siento, de veras, he tenido que pasar por el mismo trago con mi perrita Fly hace unos meses y se lo mal que se pasa. Animo, mucho animo, darle todo el amor y cariño que podais, y mimadla mimadla, mimadla.

    Mucho animo y mucho apoyo de nosotras, Vera y Nuria

    ResponderEliminar
  11. Yo no puedo decirte nada que os consuele.......me siento mal, impotente.....personas que salvan todos los días tantos animales se merecen lo mejor para los suyos.....

    Esta lucha es muy dura y amarga pero hay que quedarse con las miradas, con los momentos y con las satisfaciones. Leah y yo os mandamos todo nuestro cariño y apoyo en estos momentos.....

    Un abrazo inmenso, tan grande como vuestro corazón

    ResponderEliminar